[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Autonomous Africa es la serie de trabajos que mantiene actualmente ocupado al Dj JD Twitch, que está realizando para beneficio de la misión tanzana de Mtandika, y su tercer volumen saldrá para mediados de invierno. Pero la situación en Tanzania no es lo único que le preocupa al Dj escocés, por lo que emitió algunas opiniones acerca de lo que es para él el trance y su estado actual dentro de la escena electrónica.

JD Twitch

Trance no siempre fue una mala palabra en los círculos del house y el techno; por difícil que sea de creer, dado el estado del trance en este año 2014, el género no empieza y termina con titanes alemanes y holandeses como Paul van Dyk y Armin Van Buuren. Desde la escena de la fiesta hippie trail, famosa en Goa, a los sonidos trascendentales como el movimiento Qawwali de Asia e incluso, de finales de los ochenta de la KLF, el concepto de trance en la música tiene sus raíces en muchas culturas y países diferentes; hay que tener en claro que el trance se puede aplicar a todo tipo de géneros musicales que utilizan todo tipo de instrumentación, por lo que no se limita únicamente a música electrónica.

JD Twitch alega que el término trance tal vez proviene de trascendental e hipnótico, pero no necesariamente en éxtasis. Solía ​​usar el término mucho antes de que se utilizara en referencia a la música dance; cuando era adolescente escuchaba mucha música hipnótica repetitiva, electrónica o rock, la cual consideraba trance. Cuando el acid house llegó primero, una gran cantidad de personas se refirió inicialmente a ella como dance trance. Las primeras grabaciones de KLF a finales de los años 80 fueron calificadas como “trance puro”; esa tendencia continuó en los años 90 hasta que el género de lo que mucha gente conocía como trance comenzó a salir de Alemania, principalmente en torno a 1992/3.

Terry Riley podría ser considerado como el primero que hizo electronic trance, seguido de Cluster, Harmonia, Conrad Schnitzler, Tangerine Dream, incluso Kraftwerk y una legión de otros alemanes; pero en los últimos 20 años se ha hecho música espantosa bajo esa bandera que ha contaminado el término, casi más allá de la redención. JD Twitch es partícipe de no revivir nada, aunque si le gustaría volver a visitar, redescubrir o descubrir por primera vez la música del pasado; pero ha visto que quienes lo han intentado se han estrellado rápidamente contra una pared de ladrillos.

James Holden lanzó en 2013 el disco favorito del co-fundador de Optimo, el cual considera trance puro, pero se trata de un trillón de años luz de distancia de la definición que la mayoría de la gente maneja, y sin duda no es la reactivación de nada. Desde luego, no desea un renacimiento de principios de los 90 en las dancefloor actuales, pero tampoco puede imaginarse que alguna vez deje de pinchar algunos tracks que son su definición de trance.

Por: José Alvarado

tebeneitor@gmail.com

[/symple_box]

Comentarios

comentarios

About the author