[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Kraftwerk fue el proyecto que emprendieron los músicos Florian Schneider y Ralf Hütter a comienzos de 1970, en el Kling Klang Studio que ellos mismos establecieron en el centro de Düsseldorf, Alemania. En 1968 ambos vanguardistas se conocieron en la academia Remscheid coincidiendo en sus inquietudes musicales, y formaron un grupo llamado Organisation con el que realizaron algunas presentaciones que, más que musicales, fueron exposiciones experimentales de sonidos electrónicos.

 

Ralf Hütter y Florian Schneider disolvieron al poco tiempo la Organisation, y en 1970 armaron el nuevo proyecto Kraftwerk con una nueva visión más definida hacia la música y menos experimental, aunque en sus tres primeros discos lo siguieron siendo, hasta que en 1974 sacaron el leyendario Autobahn: un disco conceptual en donde la primera canción que lleva su nombre, y con una duración de 22 minutos, fue cantada por sus autores cuyas voces fueron procesadas con un sintetizador de voz, al igual que la flauta, el violín y la guitarra que intervinieron en la composición; por lo que podemos concluir que el disco es eminentemente electrónico.

Autobahn es considerado el primer disco de música electrónica que trascendió la fase experimental de este género, y definió el curso que tomaría en adelante, originando todas las tendencias que actualmente conocemos tanto en el underground como en sus variantes comerciales.

Grammy le otorgó a Kraftwerk, en enero de este año, el premio honorífico Lifetime Achievement Award, y Discogs los ha considerado los artistas Nº1 en la historia de la música electrónica; méritos que los ha inmortalizado por representar los albores del techno y demás estilos que nos hacen vibrar en los clubbing, festivales y raves de todo el mundo.

 

Por: José Alvarado

tebeneitor@gmail.com

[/symple_box]

Comentarios

comentarios

About the author