Richie Hawtin es el técnico de la innovación

[symple_box color="gray" text_align="left" width="100%" float="none"]
Plastikman es el alias con que Richie Hawtin se dio a conocer, luego que decorara con láminas de plástico las paredes del almacén donde organizaba sus fiestas en Detroit; pero su creatividad para la decoración se queda corta con el uso de las técnicas de DJing, como emplear el Final Scratch para mezclar el audio analógico del vinilo con el audio digital del ordenador, sin que se note la diferencia entre ambos formatos. Eso es lo que hace de este Dj un auténtico innovador.

Richie Hawtin nació en Detroit por lo que, inmerso en el entorno del techno, desarrolló a muy temprana edad su gusto por la música electrónica, y a los 17 años ya era Dj del club The Shelter, en donde mezclaba techno con música industrial. Juan Atkins, Kevin Saunderson y Derrick May fueron sus ídolos de quienes inspirarse, y en 1993 abrió su sello Plus 8 junto a John Acquaviva, que anexaría a eminencias como Kenny Larkin, Speedy J o Dan Bell;  junto con el sello Underground Resistance darían comienzo la segunda etapa techno de Detroit.

Minus fue el segundo sello que Richie creó, con el que embelleció al techno minimalizándolo con trabajos que son verdaderas obras de arte, en donde empezó a aplicar las técnicas con el avanzado Final Scratch y otros recursos, como en la recomposición de más de 100 temas ensamblados con un sampler con el que capta las propiedades de cada corte, para luego reconfigurarlo todo mediante efectos de edición, con los que se logra percibir la esencia de los temas que utiliza a pesar de que ninguno se encuentra en su forma original.

Richie Hawtin será uno de los eminentes DJs que veremos el 31 de mayo en el Time Warp de Buenos Aires, en donde contemplaremos en vivo las destrezas de sus técnicas y lo mejor de sus producciones.

Por: José Alvarado

tebeneitor@gmail.com

[/symple_box]

Comentarios

comentarios