Éxtasis parte III

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

En Los Ángeles, en 1981,un distribuidor de MDMA ideo un nombre que sonara menos químico para atraer mas compradores y consumidores. La llamo “Éxtasis” (que quiere decir un estado de abrupto y extremo placer), aunque luego admitía que un nombre mas adecuado hubiera sido·” empatía”. Este otro término, que pocas personas entenderían, se refería a un sentimiento de amistad y entendimiento entre las personas: un sentimiento que los mantiene consumiendo la droga.

extasis3

El MDMA se promovía como “lo más reciente en la continua búsqueda de la felicidad a través de la química”, y la “droga de moda” para muchas fiestas de fin de semana. Siendo aún legal en 1984, el MDMA se vendía bajo el nombre comercial de “éxtasis”, pero en 1985 se prohibió el uso de la droga en los Estados Unidos debido a preocupaciones de seguridad.

Desde finales de la década de 1980, el éxtasis se ha vuelto un término de “marketing” del que se aprovechan los traficantes de drogas, vendiéndolas como drogas de “tipo éxtasis” cuando pueden contener, de hecho, muy poco o nada de MDMA en absoluto. Y aunque el MDMA en sí puede producir efectos perjudiciales adversos, lo que hoy se llama éxtasis puede contener una amplia mezcla de sustancias, desde LSD, cocaína, heroína, anfetaminas y metanfetamina, hasta veneno para ratas, cafeína, sustancias para desparasitar perros, etc. A pesar de los bonitos logotipos que ponen los vendedores en las pastillas, esto es lo que hace que el éxtasis sea particularmente peligroso, un consumidor de la droga realmente nunca sabe qué está tomando. Los peligros aumentan cuando los consumidores incrementan la dosis buscando una subida previa, sin saber que pueden estar tomando una combinación de drogas enteramente diferente.

Artículos recomendados:

[/symple_box]

Comentarios

comentarios

About the author