8 formas de saber que te divertiste mucho este fin de semana

Todos sabemos que los lunes son los peores días de la semana y los odiamos mucho más si salimos a bailar durante todo el fin de semana. Para estos, los lunes son el infierno, las horas parecen días enteros, sentimos el calor al 1000%, acabamos con cualquier café que nos pase por al frente y nos quedamos dormidos en el trabajo.

Esa sensación de que el fin de semana lo aprovechaste al máximo y te arrepientes toda la vida: “más nunca vuelvo a tomar”, “No lo vuelvo a hacer”, etc.

Al final, sabemos que vamos a regresar para cumplir este círculo vicioso de la vida. Pero ¿cómo te das cuenta de que fue divertido? Gracias a PulseRadio te mostramos cómo:

Te quedaste dormido en el baño, en el carro o en el closet

Sleep

Son las 8am y te acordaste de que tienes que ir al trabajo. Tienes demasiadas horas de sueño acumuladas, por eso cada momento del día es útil para dormir un poco, ya sea yendo al carro, en el baño abrazando la Toilette o escondido en un closet.

Haces que trabajas, pero en verdad no estás haciendo nada

Estás en la oficina pero en realidad tu cabeza no lo está. Todo te da vueltas y aún tienes que enviar el informe de cierre de mes. Olvídalo, abre un buen juego de tetris y ponte a perder tiempo hasta que sea hora de salir.

Bajas tu silla de la oficina al máximo

chair

Si pudieras estarías en el suelo. Tu silla llega a unos niveles tan horribles que trabajar se hace imposible, pero a la vez tu cuerpo esta en la posición óptima de desacanso.

Gastas mucho dinero en comida y no comes nada

Llamaste al restaurante chino de la cuadra y pediste una comida que costó más que tu sueldo, porque en este momento no eres la persona más lúcida del mundo y tu estómago ruge. Al llegar la comida, solo puedes comer medio Egg Roll y es suficiente.

Te tomaste todo el café a tu alcance

Foto: sodahead.com

Ya perdiste cuenta del número de tazas de café que te tomaste para permanecer despierto.

El calor parece de menopausia

descarga

De un día para otro te llegó la menopausia y te quieres morir del calor, cunado estamos a unos agradables 18º.

Te pones a llorar por cualquier estupidez

Con la menopausia imaginas qué llevas encima, te vuelves muy sensible y todo te da ganas de llorar. Es el momento perfecto para ponerse a ver “La culpa es de las estrellas”.

No te levantarás, por nada del mundo, de tu silla

Claro, sí todo te da vueltas, el acto más fácil de ir a la cocina es un viaje de tres etapas.

Por: Andrew

Comentarios

comentarios

About the author