Imagen via: Freepik

La relación entre el porno vintage y la música electrónica

La música del porno setentero suele pasar desapercibida, gracias a que, en años más recientes, ha sido uno de los aspectos más abandonados del porno del siglo XXI. La música que suele acompañar la pornografía de hoy tiene mucho de intrascendente y, a menos de que sea muy, pero muy mala, rara vez es notada por el espectador. Y quizás la increíble música dance que acompañaba el porno de antaño y que hoy puede considerarse parte de la historia de la electrónica de hoy no parecía tener trascendencia, pero finalmente, demostró merecerla.

Nombres de mucha historia han llenado la lista de reconocedores del mérito del porno vintage en el desarrollo de las tendencias, como: Johnny Spaziale o Drixxxé, este último un productor francés que trabajó con el grupo de rap Triptik. Ambos se han dedicado por un tiempo a ser curadores de lo mejor de la época para remezclar los sonidos y agregarles un toque de fusión, un poco de disco, bossa nova, funk y hasta jazz. Los originales de estos temas fueron rescatados del olvido de las películas clásicas del cine porno de los 70s, como: Emanuelle, Odyssey, Le Sex Shop, Madame Claude o Black Lolita.

Aquí queremos compartirles el interesante resultado. Esperamos que lo disfruten.

Comentarios

comentarios