Casi muere asfixiado por un par de nalgas perreando

Un video que se hizo viral en estos días nos hace reflexionar sobre la pequeña línea entre la vida y la muerte. La línea, entre momentos, de sumo éxtasis puede convertirse en agonía en solo un instante. Esto fue lo que le pasó a un pequeño amiguito en, lo que parece ser, una descontrolada fiesta de culos. El video nos muestra cómo alguien puede morir, entre el bailoteo de grandes nalgas sobre su cara. ¡Sí, como se lee, alguien puede morir así!

La escena que dura algunos segundos te deja con cara pensativa, pero minutos después tu cerebro procesará y se preguntará ¿¡Realmente vi eso!? La grabación enfoca a un pequeño hombre que se encontraba en alguna plataforma de metal, mientras su mente estaba volando fuera de este mundo. Cuando un gigantesco y muy musculoso trasero con un traje de baño rosa le empieza a bailar desmedidamente en la cara. Entre nalgueos, el hombre pierde el equilibro y queda al nivel de aquel Kraken desbocado.

Al principio, el chico se ve hipnotizado por semejantes curvas, luego cae en cuenta que realmente su vida pende de un hilo, entre los movimiento de su cabeza al ritmo del hip-hop y las evidentes “Nalgachetadas” que le son infligidas. Como es de esperarse, los reflejos humanos para salvar su vida importan más, que bañarse entre los delirios de la carne (literalmente). Es ahí entre la confusión, la música, los gritos, casi asfixiado, que decide sorprender a la multitud con un salto que te dejará ¿WTF? (También literal).

Para resumirles, los ortos gigantes y hombres pequeños no deberían de juntarse.

No te lo puedes perder, te reirás un poco

Lo logramos, así te dejamos.

Imagen vía ytb

Imagen vía ytb

Comentarios

comentarios