Erick Morillo confiesa algo que casi acaba con su carrera

Erick Morillo es un famoso Dj y productor norteamericano que, gracias a su crianza en Colombia y su residencia en el estado de New Jersey, tuvo a su disposición todo un bagaje musical de ritmos latinos, hip hop y reggae, que ayudaron a su emergente y fructífera carrera.

En 1997, Morillo funda su propio sello discográfico, titulado Subliminal Records, espacio donde el artista exploró los sonidos y las atmósferas del Funky, House, Soul y sus impecables variaciones.

Ello lo llevó a grabar su primer disco, llamado “My world” en el 2004, que consistía en una mezcla de sus andanzas con los temas que había realizado anteriormente bajo seudónimos, y una síntesis de atmósferas que desplazó los estereotipos más puros de los géneros electrónicos. El álbum contó con las estelares colaboraciones de Puff Daddy, Terra Devas, Mad Stuntman.

https://www.facebook.com/ErickMorilloOfficial/photos/pb.19218294405.-2207520000.1464294863./10154278506584406/?type=3&theater
Vía Facebook Oficial Erick Morillo

Morillo se posicionó en el mercado musical con este álbum, pero todo este mundo de fama y respeto creó, con el tiempo, en el Dj una fuerte dependencia a las drogas que casi causa la pérdida de uno de sus brazos (por una infección debido a los fuertes excesos de inyecciones de ketamina), y el declive de su carrera.

Erick comentó varios detalles sobre su desafortunada experiencia:

En un momento dado, ni siquiera podía orinar. Cada vez que lo intentaba, era asediado por un intenso dolor que significaba que tenía que ir inmediatamente al hospital, donde me sedaron. Al despertar, tenía una cicatriz y se había reducido dramáticamente la hinchazón del brazo, que estaba a punto de perder, por lo infectado que se encontraba por el suministro de ketamina en él.

Estos excesos llevaron al Dj a estar tres veces en rehabilitación, a perder «el amor de su vida» y quedar encarcelado 3 veces.

Esperemos que, luego de esta meditación sincera de sus problemas, consiga el equilibrio de las dosis (para un consciente uso del «special K»)  y centrarse en lo que realmente desea de la vida.

Comentarios

comentarios