El pasado 28 de febrero, Paul Van Dyk, sufrió un grave accidente al caerse de una altura aproximada de 6 metros en el escenario de la fiesta “A State of Trance”, organizada y producida por el maestro del Trance, Armin Van Buuren.

Desde ese momento, hemos seguido la recuperación del artista, quien contó con un apoyo abrumador de todos los medios, sin embargo, para el Dj no fue fácil superar este fuerte accidente, que dejó lesiones peligrosas en la espina dorsal y traumas en el cerebro de Van Dyk.

Esta situación llevó al Dj alemán a estar durante 5 meses en una silla de ruedas, y tuvo que volver a aprender cómo hablar, caminar y comer.

Van Dyk ha seguido un excelente programa de rehabilitación, que lo llevó a pensar en continuar sus próximas presentaciones y lanzamientos. Aunque el artista tiene una actitud positiva sobre esta lamentable situación, sabe que para llevar a cabo su nuevo disco en el 2017, tiene una titánica cruzada física y emocional por completar.

Ante esto, Paul Van Dyk comentó:

Tengo que atravesar un largo camino hasta llegar al punto en que quiero estar, ese punto del cual yo venía.

Esperemos que Van Dyk no tenga una recaída emocional y todo salga bien en su próxima presentación, pautada para la semana que viene en EDC Vegas, en la ciudad de Las Vegas, la primera escena que tendría después de este inesperado accidente.

Comentarios

comentarios

About the author