Berghain, el club nocturno más exclusivo del mundo, se ha ganado el resentimiento de muchas personas. El club es infame por su notoria política de exclusividad, y por la inmensa cantidad de personas que no son permitidas dentro del club, ya que deben pasar una prueba que hacen los guardias.

Las ingeniosas mentes encargadas del festival Beyond en Holanda, decidieron demostrar su disgusto por esta política del club de una manera muy irónica. Crearon una instalación llamada “Berghenk“, con una fachada miniatura similar a la de Berghain, nada más para negarle el paso a la gente en la entrada. La gente hizo una línea para esperar entrar al club, para eventualmente ser rechazados en la entrada, y volvieron a hacer la línea, esperando poder entrar esta vez.

Vía Facebook Oficial de Rens Mors
Vía Facebook Oficial de Rens Mors

La imitación de Berghain fue muy acertada, fuerte música Techno sonando en el interior, mientras una inmensa línea de gente esperando entrar era rechazada en la puerta, aunque les hubiesen vendido los tickets para poder entrar.

Los dueños de Berghenk fueron claros con sus instrucciones para mejorar la experiencia de los usuarios. Ellos establecieron estos pasos:

  1. Pararse en la línea
  2. Sé rechazado
  3. Pararse en la línea de nuevo
  4. Sé rechazado
  5. Pararse en la línea de nuevo
  6. Sé rechazado
  7. Pararse en la línea de nuevo
  8. Sé rechazado
  9. Pararse en la línea de nuevo

Bien hecho, festival Beyond, muy ingenioso.

Comentarios

comentarios

About the author