drogas medicadas

Un estudio, realizado por científicos de la Universidad de Vancouver, asegura que los fármacos de uso psiquiátrico causan más muertes que drogas como la heroína y la cocaína. Esto se debe a las sustancias principales que se encuentran en la mayoría de los medicamentos destinados al uso psiquiátrico, las benzodiazepinas.

Las benzodiazepinas se usan para tratar diversas enfermedades mentales, como la ansiedad, y se pueden encontrar comercialmente en medicamentos como Xanax, Ativan y Valium. Estas drogas causan, sólo en Estados Unidos, 50% más muertes que la heroína. Este porcentaje se proyecta como verdaderamente preocupante, ya que según el doctor Keith Ahamad se le da mucha más importancia al estudio de muertes por cocaína o heroína que a las causadas por el uso crónico de benzodiazepinas.

Uno de los estudios, realizado desde el año 1996 al año 2013 con una cantidad de 2802 consumidores de drogas, determinó que cuando añadían el uso de benzodiazepinas la probabilidad de muerte subía 1.86 veces. Además, también se observó un aumento considerable en el riesgo de contraer infecciones importantes como la hepatitis C. A, esto se agrega el hecho de que la letalidad aumenta aún más si se mezclan estas sustancias con analgésicos opioides o alcohol.

Un caso famoso y reciente de suicidio por uso de benzodiazepinas es el del cantante Chris Cornell, ya que según su esposa esto sucedió por el uso de Ativan (medicamento que contiene la droga).

Ahamad aclara que aunque las benzodiazepinas pueden ser útiles en tratamientos psiquiátricos agudos o leves, su uso de manera crónica puede conducir a graves consecuencias relacionadas con los efectos secundarios o de abstinencia. Con respecto a esto, es importante mencionar que si una persona ha estado consumiendo benzodiazepinas de manera crónica no debe parar su consumo repentinamente, ya que al generarse la abstinencia llegan a surgir los pensamientos suicidas, actitud depresiva, entre otros efectos. Se debe consultar con un especialista para encontrar un oportuno tratamiento sustito.

Comentarios

comentarios

About the author