Krewella en el ojo del huracán

Krewella ha puesto en shock la escena del EDM con la separación de Rain Man y su presunta demanda a sus compañeras Jahan y Yasmine Yousaf, que parece ponerle fin al trío y abrir nuevas expectativas; por lo que la noticia despierta muchas interrogantes.

Krewella

Rain Man despertó las alarmas al demandar presuntamente a las hermanas Yousaf por haberlo excluido de la banda. Muchos se rieron haciendo de la desgracia un chiste, otros hicieron sus bromas sobre el desempleo recientemente descubierto del hombre de la lluvia y/o de la supuesta traición de Jahan y de Yasmine Yousaf hacia su amigo; pero tomando las cosas en serio, muchos han expresado la opinión de que las hermanas Yousaf al desalojar a Rain Man se están creando un autosabotaje, y que Krewella se marchitará y morirá debido a una decisión tan tonta. Pero sea o no por petición de Rain Man (como las hermanas Yousaf afirman actualmente) o fue expulsado (como reclama Rain Man), Krewella estará bien sin él, y cuando nos fijamos en el panorama general, el cambio de dinámica del grupo retrata curiosamente por qué las cosas han llegado hasta este punto.

Cuando Krewella comenzó a hacer música dance, solo eran un grupo de amigos entusiastas que querían realizar sus sueños de hacer música para el placer de una sonriente multitud, a la que llegaron a influenciar. Hubo Kris Trindl, denominado profesionalmente como Rain Man, fue el productor humilde y, esencialmente, la columna vertebral de la composición del trío, y los otros dos miembros, las hermanas Jahan y Yasmine Yousaf, se encargaron de componer las letras y cantar.

Desde el principio, Rain Man podría haber surgido sin la compañía de Jahan y Yasmine como productor independiente, haciendo música electro agresivo que fue una bola de nieve, en popularidad en los Estados Unidos, en ese momento, al igual que hicieron otros productores de dormitorio. Podría haberse quedado una sola entidad y tal vez contratado al Yousaf Sisters -en ocasión o frecuentemente- para colocar voces en sus pistas, pero técnicamente no eran necesarias para hacer su carrera musical como un conjunto con las hermanas Yousaf.

Hay dos razones por las que uno puede asumir con seguridad por qué Krewella quería ser un trío: la primera es que ellos siendo amigos querían compartir el mismo sueño y querían perseguirlo juntos, y ¿qué mejor manera de esforzarse hacia una meta ambiciosa que hacerlo con personas de su confianza? Y la segunda es que tanto Rain Man como las hermanas Yousaf trabajaron de manera interdependiente pero Jahan y Yasmine pueden no haber sido capaces de ser su propio beatsmith, como Rain Man tampoco podría haber cantado (o al menos al mismo calibre que Jahan y Yasmine), por lo tanto Rain Man y las hermanas Yousaf eran simbióticos en su conjunto.

Ahora, uno podría decir que Jahan y Yasmine serían nada sin Rain Man, porque él estaba haciendo la música, y sin eso, nadie habría oído hablar de Jahan o Yasmine . Sin embargo, hay que tener en cuenta el papel que Jahan y Yasmine jugaron en el éxito de Krewella hace dos años, si consideramos que el impulso que obtuvo el trío fue en gran parte al éxito de su single Alive, que no se hizo inmensamente popular por su destreza musical, sino por su línea superior infecciosa, escrita y cantada por Jahan y Yasmine. Las personas no querían escuchar Alive para admirar el valor de producción meticulosa y brillante de Rain Man; les gustaba cantar junto al coro porque era divertido y es comprensible: es adictivo, es positivo, y es exactamente el boom de avance necesario para marcar el comienzo Krewella en el estrellato del pop.

Después de Alive, las cosas para el trío comenzaron a mejorar, Krewella cada vez más crecía en rendimiento, y empezaron a recibir una mayor exposición de los medios en la corriente principal, y luego, por supuesto, las discográficas los persiguieron con puñados de dinero en efectivo. Este fue el sueño que estaban buscando, por lo que tomaron todo lo que pudieron, incluyendo el acuerdo con Columbia Records, que los llevó a todas las oportunidades de promoción de medios que tuvieron a su alcancew, y aprovecharon la mayor cantidad de oportunidades. Esto puede parecer como una representación injusta de Krewella solo por el dinero, pero cuando un grupo llega a obtener en una noche una doble reservación para tocar en dos ciudades diferentes, es una inferencia a ser considerada.

Si de dinero se trata, la eliminación gradual de Rain Man encuentra su sentido al considerar que de un mismo pastel, dos bocas comen mejor que tres. De hecho, es más probable que haya sido el deseo original del sello de sacar a Rain Man del juego, por lo que Krewella sólo sería dos bocas que alimentar, por así decirlo, y cuando se mira el estado de Krewella en este punto, la participación de Rain Man puede ser percibida como superflua. En este punto, se está elaborando el foco de Krewella más en el Yousaf Sisters  con su infeccioso canto y su imagen salvaje, cuyo show del grupo se centra en las actuaciones en directo de Jahan y de Yasmine, más que en las ventas de CDs del trío. Si Rain Man sabía o no que su papel en el grupo se estaba convirtiendo en obsoleto, nadie lo sabe, pero el futuro sombrío para él se prevé como un manto de nubes oscuras. Krewella no se va a quedar como el conjunto de música dance de Chicago para siempre, cada vez están más cerca de las estrellas del pop y las estrellas del pop no necesitan un productor designado.

Con respecto a Rain Man, lo mejor que podría hacer es enfrentar el destino que se le antepone y fachar en solitario, aprovechando su talento, experiencia y el renombre que se ha creado; porque lo más divertido de la vida es que nunca se sabe a dónde vamos parar, pero siempre que afrontamos el futuro con buena onda inevitablemente llegamos a ser mejores que lo que fuimos.

Por: José Alvarado

tebeneitor@gmail.com

Comentarios

comentarios