La vigencia de Derrick May

fadfsdfa



A mediados de los años 80 el techno comenzó a surgir en Detroit. No solo era un nuevo ritmo, sino una forma de viajar en el tiempo con máquinas misteriosas que nos obligaban a mover nuestros cuerpos en formas distintas.

Derrick May estuvo allí desde el inicio con su álbum Innovator. La canción «Strings of Life» fue un éxito mundialmente, aunque muchos lo conozcan más por su seudónimo «Rhythim Is Rhythim«. Esta canción es como el «Stairway to Heaven«, de Led Zeppelin, de la música electrónica.

30 años después, este nativo de Detroit sigue sonando en clubs por todos los continentes con sus sonidos vintage, pero futurísticos. Este tipo de viajes en el tiempo: al pasado y al futuro, se puede disfrutar cualquier día en Flash, un club nocturno en Distrito.

Comentarios

comentarios