Entrevista a Speedy J

«Un hotel es un ambiente muy frío para el tema que vamos a hablar, vámonos a un bar porteño, y charlemos de la música electrónica como lo harían muy buenos amigos». Así inició la entrevista luego de que el emblemático Speedy J nos esperara 15 minutos, justo el mismo día en el que se presentaba en el local Under Club en Buenos Aires.



Evolución puede ser sinónimo exacto para este Dj holandés, quien se suma a nuestra interrogante: ¿Por qué tantos DJs exitosos son de Holanda? Aunque Speedy J se sale de los cánones comerciales y representa parte de la historia de la proyección del Techno en el mundo, junto a Richie Hawtin y John Acquaviva entre otros.

Pero después de tanto años, su límite y género es la experimentación: «Cuando me presento me gusta mezclar un poco las cosas. La manera en que preparo mis sets y me presento, me permite tocar música que no necesariamente cae en la categoría de Techno. Mi música es libre e intuitiva, básicamente puedo tocar lo que quiera. Mientras encaje en mi set, lo usaré».

  • Lideraste la escena underground a principios de los 90 junto a Richie Hawtin, Richard D. James, Laurent Garnier y otros. ¿Algunos recuerdos de aquellos años? ¿Algo que te gustaría compartir con la nueva generación?

No hay un momento en particular. Estamos a 25 años después, entre ese tiempo el Techno y la música bailable se ha convertido en un movimiento fuerte en el mundo. Cuando me inicié, y los conocí, todos vivíamos con nuestros padres. Hacíamos música como un hobby, para entretenernos y estar ocupados.

Hay una gran diferencia entre toda la escena y la industria de hoy en día, y lo que hacíamos en ese tiempo a principios de los 90. La escena explotó y se convirtió en algo enorme, muchos son profesionales y viajan por todo el mundo.

Para ese momento, no pensábamos que se convertiría en una profesión de la que podríamos vivir. Creábamos música en nuestros cuartos, simplemente divirtiéndonos. La otra diferencia es que desde 1989 a 1994, los primeros cinco o seis años cuando empezó el boom del Techno, prácticamente todas las canciones que producíamos era el esquema para un nuevo sonido.

Como nada se había hecho antes, cada vez que surgía un nuevo artista era revolucionario, pero también muy inspirador. En ese momento todo era diferente, se tenía un enfoque diferente a todo lo que ocurría. Hoy en día es muy difícil distinguirse de lo que ya se ha hecho.

La cantidad de música que nos llega de productores alrededor del mundo es enorme, recibimos diariamente cientos y cientos de temas. Esto no es necesariamente algo malo. Cuando iniciamos, teníamos que comprar costosos equipos de estudio para crear música, ahora solo necesitas comprar una laptop o un iPad y podrías crear todo un tema.

Que la música se ha vuelto más accesible es algo positivo, ya que les da la oportunidad a las personas de mostrar su talento sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero. La música se debe hacer porque sientes la necesidad de crearla, y la parte en que debes descubrir cómo hacerlo no debería ser un problema si en verdad lo quieres hacer.

Compras un nuevo equipo, quieres probarlo, estás emocionado y creas algo nuevo. Todo eso es parte de la diversión. Pienso que si es muy fácil se vuelve vacío. Puedes pasar unas pocas horas uniendo y mezclando sonidos, que al final sonarían a Techno. Sin embargo, lleva mucha intervención personal para hacer de esos sonidos verdaderamente tuyos.

  • Se te conoce por impulsar las fronteras entre presentaciones en vivo y producciones digitales. ¿Dónde se ubica esa delgada línea? ¿Qué te motiva a trabajar con ambos lados? ¿Cómo cambia tu música entre esas dos fronteras? Es una pregunta filosófica…

Tengo un historial de producción de musical. Cuando empecé a presentarme frente a una audiencia, el primer enfoque que tomé fue, básicamente, tomar mi estudio al escenario y producir mi música en vivo. Luego, la tecnología se hizo más avanzada y pude incorporar elementos que me permitieron, también, tocar música de otras personas.

Por los momentos, siento que si cambio a solo ser Dj, sentiría que no tuviera suficiente espacio para manipular lo que hago. Siempre tengo este elemento en vivo incorporado en mis sets, y esto es mi marca personal que le doy. Necesito un elemento vivo para poderle dar a la música mi estilo proprio.

Eso es lo que mejor hago, manipular cosas. Me siento cómodo cuando tengo la oportunidad de improvisar, no me sentiría cómodo si solo pongo un tema y ya, se siente como hacer trampa para mí. En vivo las posibilidades son infinitas.

  • ¿Pudieras decirnos cuáles son las herramientas que utilizas cuando te presentas en vivo?

Tengo una laptop con un Traktor, lo uso con 4 decks, tengo varios controles y una máquina que se llama Octatrack, que es una máquina de secuenciadores especialmente creada para presentaciones en vivo y que viene con su propio hardware. Suena mucho mejor que los demás y se mezcla bien en cuanto al sonido con otros equipos.

  • En una entrevista anterior, afirmaste que no te importaba las herramientas que un Dj/ productor utilizaba para la creación de música electrónica. En tu opinión ¿qué es lo que de verdad importa?

Las cosas que más me atraen y me llaman la atención de la música es cuando no tengo idea de cómo se logró armar o crear un tema en particular. Hay algunos temas que puedes escuchar sonidos conocidos, y en mi caso los temas que me gustan son indescriptibles. Siempre busco la magia dentro de la música, si puedo reconocer como fue hecho, pierdo el interés.

Cuando escucho algo que pareciera sonidos alienígenos, algo que no había oído antes, inmediatamente tiene toda mi atención. No me gusta lo obvio, me gusta lo que tenga un elemento desconocido, siempre estoy en la búsqueda de nuevos sonidos, algo que verdaderamente inspire.

No debe ser necesariamente algo técnico. En la música suele ser fácil seguir las reglas, me gusta las personas que explotan la tecnología, que son originales y tienen su propio estilo. Para mí los elementos más importantes de la música es la estética, el sonido en general. Tiene música que suena genérica, pero también tienes música que tiene un sonido en particular con una estética fuerte. Siempre busco eso, música con una estética propia.

  • Una vez mencionaste que siempre te dejas llevar y fluyes cuando estás produciendo. ¿Qué sucede cuando llegas a un callejón sin salida y no te sientes inspirado? ¿Tienes algún ritual de recuperación?

Cuando estoy en el estudio todo se trata de mi intuición. Uso mi intuición para llevarme a un nivel en el que puedo crear algo interesante. No tengo un tema claro en mente que quiero crear, solo empiezo a trabajar y luego lo que tenga en mente evoluciona. Lo esencial es saber en qué momento parar y dar por finalizado el día, aceptar lo que ha salido y luego decido si quiero utilizarlo o no.

Trabajo bastante rápido, así no paso días trabajando en un solo tema. Normalmente los temas que lanzo son los que termino rápidamente y que tienen, o tuvieron sentido para mí en ese momento. No puedes hacer oro de la mierda, si creaste algo y te gustó pasa a tu siguiente proyecto. Me aburro del 90% de lo que hago y lo desecho, el 10% restante que sobrevive fue lo que creé más rápido porque todo encajó perfectamente y tuvo sentido. Esos son normalmente los temas que termino publicando.

No tiene sentido tratar de hacer sonar bien algo que ya es una mierda. Debes comprometerte a tu trabajo y alejarse de lo frustrante. Enfócate trabajando con lo que funciona. Con los años, aprendes cuándo es el mejor momento para parar o invertir más tiempo en algo. Pero, creo que esto le pasa a cualquier músico. Gran parte de lo que haces termina en la basura, intentas algo, no funciona, lo desechas y pasas a uno nuevo.

Si empiezo con un tema nuevo, ya a los 30 minutos de estar trabajando en él sabré si es algo que vale la pena o si no va a funcionar. No puedes mantenerte en la misma vibra por meses, tienes que sentirlo.

2015-06-28_AWFS15_4703___photo-company.nl-2

  • ¿Crees que el Techno seguirá evolucionando o habrá un límite o frontera, tal como sucedió con el rock clásico?

Yo diría que… No me siento responsable por este género, no me siento responsable por lo que está pasando con el Techno ni su futuro. Aunque un género puede existir por más de 20 años, todavía hoy en día se producen piezas originales en términos de géneros musicales, no puedo decir que el Techno, por ser un género musical que ya existe, no tenga innovación. Podría salir una persona y hacer algo nuevo con él, darle su propio giro y hacer algo increíble.

No creo que el género muera, solo moriría cuando las personas dejen de buscar nuevas ideas a través de ella. Pienso que el género también depende de su audiencia. Mientras que haya personas siguiendo la cultura y asistiendo a clubs, las personas siempre crearán nuevas ideas y que le darán su toque personal.

Es como una energía entre las personas que lo disfrutan, las personas que lo escuchan y las personas que lo crean. Sin una audiencia es difícil invertir tiempo en buscar maneras de hacer algo interesante con él. Mientras esté el público, habrá quienes se interesen por esa música.

  • ¿Algún plan futuro para Electric Deluxe?

Sí, tenemos muchas cosas planeadas, nuevas y emocionantes. Lo primero que promocionaremos es un álbum de Giorgio Gigli. Es su álbum debut, en gran parte de Techno, pero más lento, melódico y atmosférico. También tenemos otros artistas haciendo cosas nuevas, como Clouds, unos chicos del Reino Unido.

Tenemos mucho material que queremos lanzar, pero no puedo darte toda la información en este momento. En cuanto a eventos, nos va muy bien con las fiestas de Electric Delux. Haremos una grande este mes de octubre, y ya las entradas están agotadas. Va ser una buena noche, y en Europa también tenemos fiestas regulares del sello en varias discotecas y clubs.

  • Cuéntales a tus seguidores un poco más acerca de tu alter-ego Zeitgeber y tu experiencia junto a Lucy…

Zeitgeber es principalmente un proyecto de estudio que creamos para presentarnos en vivo, pero creo que es mejor cuando estamos en el estudio y cuando hacemos fiestas con Electric Delux, a veces encontramos personas para que se queden más tiempo. Si un Dj viene a tocar para nosotros, le pregunto si se quiere quedar unos días más para ir al estudio y ver qué pasa.

Eso fue lo que hicimos con Lucy. Se quedó en mi estudio en Rotterdam por tres o cuatro días, y esa fue en realidad la primera vez que nos conocíamos. A un nivel personal, no nos conocíamos, pero fuimos al estudio, no hablamos mucho y comenzamos a trabajar en crear música. Todo se dio rápido, teníamos tantas ideas y cosas que queríamos hacer juntos, en tres días teníamos cinco o seis temas completamente listos.

Así que, pensamos: «ok esto está yendo extremadamente rápido, vamos a reunirnos de nuevo para otra sesión de estudio». Terminé poco después en Berlín, en su estudio, y en pocos días teníamos ya un álbum. Básicamente, en dos sesiones.

Desde entonces hemos estado produciendo música, creando música que normalmente por nuestra cuenta no haríamos. Entre los dos tenemos un proceso muy intuitivo y natural que fluye, por eso para nosotros es genial reunirnos ya que creamos cosas que ninguno haría por su cuenta.

Creo que la contribución de ambos es completamente balanceada, no es como que si uno hiciera la melodía y el otro el beat, ambos hacemos todo al mismo tiempo. Nos sentamos a trabajar y todo fluye con rapidez. Tenemos una química perfecta, hacemos un equipo de producción muy efectiva e intuitiva.

  • Una última pregunta ¿hay algún Dj o productor argentino en particular con el que te gusta o te gustaría trabajar?

La verdad, no he trabajo con ninguno. Pero en la escena del Techno, gente como Pfirter, son muy famosos y prolíferos, lanzan constantemente material. Pero, para ser honesto, escucho música de todos los países pero no me importa mucho de dónde sale. Espero conocer muchos Djs en el club estando aquí.

Comentarios

comentarios