Facebook: el nuevo enemigo de los artistas

Youtube siempre ha sido el rey mudo del streaming desde su creación en el 2005 y es por una razón simple: sus políticas benefician al artista, permitiéndole incluso ganarse la vida con las regalías generadas por los anuncios que se publican en las cuentas más populares. También, ofrece un servicio de respuesta rápida que permite monitorear y bloquear el contenido no autorizado, asegurándose así de que el artista reciba una sobrecojedora mayoría de las vistas que han sido legítimamente ganadas. Y como Google es el dueño de Youtube, su sistema de búsquedas y rankings están basados en sus propios algoritmos que arrojan siempre resultados bastante exactos e imparciales.



En una era en la que las regalías por publicidad online se han convertido en un mercado rentable, una única compañía parace estar destacando por sus dudosos métodos de generar ganancias es… adivinaron: Facebook. La red social ha recibido ya por algún tiempo una lluvia de balas gracias a los métodos que aplican para la subida de videos en su plataforma, que para poder competir con youtube ha tenido que favorecer sus ganancias tomando ventaja de sus usuarios y dejando atrás a los artistas, muy lejos del eco que va dejando la caja registradora.

Facebook es libre de controlar los videos como le plazca y ha estado aprovechándose de eso. Su sistema está probando ser una desgracia y claro, comparado con Youtube, luce como un maldito desastre. Porque, para empezar, la plataforma del color azul se queda con el 100% de las ganancias producidas por anuncios que ha generado el video, así que el artista creador o propietario del video no verá nunca ni un centavo del dinero que su contenido haya generado.

La red social tampoco tiene un servicio que permita remover el contenido ilegal y un gran número de artistas pierden vistas y reconocimiento gracias a páginas al azar que se atribuyen los contenidos. Y como si fuera poco, además restringe el acceso a los videos “incrustados” y le da prioridad a los que han sido subidos directamente a su plataforma. Por lo tanto, todos los videos que son subidos de forma directa tienen máxima difusión y acceso, además de estar provistos de una función de “autoplay” que los ayuda a inflar el conteo de vistas aún más.

En conclusión, y para hacer la historia corta: Facebook está usando prácticas “incorrectas” (por decir lo menos) para generar visitas y quedarse con todas las ganancias que estas puedan generar.

En el canal de Youtube de Kurzgesagt, se ha colgado un video detallado que explica todo este proceso en detalle. Y si tienes contenido colgado en la web, te recomendamos informarte bien y ser muy vigilante de todo este asunto.

Comentarios

comentarios