De actriz porno a DJ de EDM

Si alguna vez usaste: XTube o RedTube, es probable que conozcas a Lupe Fuentes, una  estrella de la industria para adultos y si en aquel entonces no tenías un pop-up blocker instalado en tu computadora, seguramente te tropezaste con su video de EDM-Pop, protagonizado por Ex-Girlfriends.

«We Are The Party» era el tema y sonaba parecido a un hit pop como: «Like A G6» o «Party Rock Anthem», pero con un estilo un poco más criollo. La mejor parte era ver a Danny Trejo bailando en un traje de conejo durante todo el video. Este fue el primer contacto serio de Fuentes con la música. Aunque el grupo duró solo un año, sus ganas por entrar a este mundo continuaron y con más fuerza.

Aunque Lupe ya se retiró de la industria porno, su carrera allí no tuvo precedentes. Luego de lanzar una página amateur en 2007, firmó un contrato con la compañía de cine para adultos más grande de Europa y grabó varias películas. Fuentes se mudó de España a los Estados Unidos y continuó trabajando en ese país con gran éxito, tras protagonizar más de una decena de películas, fue nominada y ganó muchos premios para estrellas porno y trabajó con fotógrafos como: Terry Richardson y Joan Crisol. Incluso tiene una Real Doll (una muñeca sexual inflable de silicona) moldeada a su imagen y semejanza.

Nacida en Cali, Colombia, Fuentes se mudó a Madrid a los nueve años con su familia y cuenta que desde muy joven ya se había envuelto en lo que ella llama «el estilo de vida abierto» de la noche en la ciudad. A principios de los 90, Madrid había adoptado la manía del dance bakalao que hacía referencia a un género valenciano inspirado en el new beat de Bélgica. Ese particular género de la música dance que masificó lo que es el Euro House. El bakalao es la versión mejorada del new beat, porque era español y porque los DJs lo mezclaban con música pop y rock. Estos pasos por los grandes clubes de España le sirvieron a Fuentes de influencia, para lo que hace hoy en la escena musical.

La música llega a la vida de Lupe casi por accidente. Estaba en el estudio con su marido y su manager, Evan Seinfeld (bajista y vocalista de Biohazard), quien grababa un álbum para su proyecto Attika 7. El productor ejecutivo del álbum era MUDROCK (Avenged Sevenfold, Godsmack) quien es un gran fan del K-Pop. Durante dos meses, esta lo observó trabajando en álbumes de metal e «ir a su laptop para mirar videos de K-Pop. «Era muy chistoso porque veíamos Girls Generation y 2NE1 y cuando descubrí eso, me enamoré de aquellos videos, porque el valor de la producción era muy alto».

Considera que el K-Pop era muy divertido y tenía mucha actitud, así que decidió hacer su propio proyecto. Comenzó a trabajar con varios productores y compositores en Los Ángeles, donde aprendió a usar Pro Tools y cómo funcionan los equipos de un estudio. Después formó The Ex-Girlfriends, con otras cantantes y amigas de Los Ángeles, con quienes grabó un álbum y un par de videos que tuvieron millones de visitas en Youtube. Las reacciones positivas del público, le valieron una posición protagónica en el cartel de Rob Zombie’s Great American Nightmare Tour.

Un año le valió a Fuentes para tomar la decisión de hacer música por su cuenta. El paso por The Ex-Girlfriends fue la realización de un sueño que tuvo durante toda su vida. Explica que en ese momento experimentaba y ya hace cuatro años lo tomó de forma seria y enfocada al 100%. Ahora samplea a otras vocalistas, incluyendo una cantante de góspel de una iglesia en Compton y repasa todos los días sus habilidades como DJ.

Para Fuentes, Fedde Le Grand, Junior Sánchez y Erick Morillo, son su mayor influencia e intenta respetar sus raíces. «Quiero tener un sonido orgánico con notas latinas», dice. Asimismo, mencionó que sus ídolos de la infancia fueron Celia Cruz y Grupo Niche. «Yo diría que mi sonido es bien funky y me gusta tomar cosas del pasado y ponerlas en un sonido moderno… pero mi sonido definitivamente es más profundo».

La carrera como DJ de Lupe ha tenido un comienzo vertiginoso. Abrió un toque de Exchange LA y el próximo mes encabezará Drai’s Afterhours en Las Vegas. Desea con ansias regresar algún día a Madrid a tocar en todas las discotecas que frecuentó en su juventud. «Definitivamente me encantaría regresar a los clubs de Ibiza como Pacha y Space. Es divertido porque solía ir allá de fiesta y ahora podría volver para tocar».

Si deseas leer la entrevista completa publicada por Thump puedes entrar aquí.

Comentarios

comentarios