Buenos Aires prohíbe festivales de música electrónica

El jefe de Gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los permisos para realizar festivales de música electrónica quedan suspendidos hasta tanto se cambie la legislación en beneficio de la reducción de daños, por consumo de drogas letales. La medida se toma luego de lo ocurrido en el Time Warp Argentina 2016, que produjo la muerte de cinco jóvenes.

Los hechos que se suscitaron en el predio de Costa Salguero, han desatado una ola de debates y medidas sobre la expedición y consumo de drogas en el país. Rodríguez, durante un acto en Villa Lugano, declaró que no se darán más autorizaciones para que se realicen fiestas electrónicas en la ciudad de Buenos Aires.

A través de la red social Twitter, el ejecutivo ratificó sus palabras con una cadena de tweets, explicando que pondrán en marcha una política «anti reducción de daños». Asimismo expresó «Esta es una pelea que vamos a seguir dando entre todos, con más educación y más prevención», aseveró.

Vía Horacio Rodríguez Twitter
Vía Horacio Rodríguez Twitter

Hasta ahora han hecho ver que apuntan hacia la educación y la prevención del consumo de drogas y que harán una fuerte campaña de concientización tanto en los jóvenes como en los padres. Si bien en un principio se mencionó que el gobierno porteño avanzaría con la política de «reducción de daños», después se aclaró que no habría medidas similares a las tomadas por Rosario, ya que esta Municipalidad se comprometió a testear y controlar todas las pastillas de éxtasis.

Rodríguez Larreta, aseguró que enviará a la Legislatura porteña, proyectos de ley para regular de manera más precisa estos eventos. Las nuevas exigencias contemplan: distribución obligatoria de agua gratuita, ventilación y menos hacinamiento en los locales donde se llevan a cabo los espectáculos musicales. Además aclaró que hasta que la normativa no esté aprobada, sancionada y promulgada, la administración conducida por el Pro no dará nuevos permisos.

Con este nuevo proyecto de ley, los organizadores de los eventos, deberán obligatoriamente: señalizar de forma explícita dónde están los puestos de atención médica, dónde conseguir agua, instalar pantallas gigantes y carteles que informen sobre el riesgo de consumir drogas.

Otra de las medidas, que busca adoptar la ciudad, es que las fiestas se realicen al aire libre, que se entreguen folletos con información sobre los riesgos del consumo de drogas y sus diferentes efectos, y que además el personal que labora en las fiestas esté capacitado para atender las situaciones de emergencia.

Comentarios

comentarios