Incierto el destino de Space Ibiza en 2017

Es un hecho que Space Ibiza abrirá sus puertas hasta este verano y, aunque parecía el fin inminente para el legendario club con 27 años en la isla, es probable que no sea del todo así, pues sus dueños, Grupo Empresas Matutes, ha dejado ver que no es fácil extinguir por completo una marca que les ha aportado grandes beneficios económicos.

Abel Matutes Prats, director general de Palladium Hotel Group y vicepresidente del Grupo Empresas Matutes, afirmó: «nosotros queremos hacernos cargo y continuar con el proyecto de hacer de Platja d´en Bossa una zona de ocio». Las declaraciones de Matutes ayudan a dispersar un poco los rumores que se han generado, últimamente, sobre la posible construcción de un Centro Comercial en el lugar de Space. «Para nada», asevera el empresario en cuanto al tema.

Asimismo, Matutes señala que la reconocida marca es propiedad del grupo, el cual la compró a Pepe Rosselló hace años. El mismo Roselló confirmó esto, recordando que, los derechos del club se restringen «a la clase 41», lo que significa que estaría limitada a su empleo en el sector de ocio y entretenimiento, «vinculada a la discoteca de Platja d´en Bossa» y que no puede ser empleada en otras actividades como «hoteles o merchandising».

Vía Facebook Oficial Space Ibiza
Vía Facebook Oficial Space Ibiza

Estas restricciones son claves para determinar el futuro de la marca en la isla, ya que Space ha aportado fuertes ingresos al Grupo Empresas Matutes, con la venta de indumentaria, aunque el sello aún es propiedad de Roselló.

Lo que sí tiene claro el Grupo es al target al que irán dirigidos sus nuevos proyectos, como: el turismo más exclusivo. «Evidentemente, queremos mantener una discoteca, pero la queremos dedicar al tipo de público en el que nos estamos concentrando, que será complementario al que va ahora a Ushuaïa», asegura Matutes.

El empresario también aseguró que la reconstrucción que comenzó Roselló es indetenible, indicando que es la prioridad de Palladium una vez culmine el verano, «vamos a hacer reformas y nos vamos a concentrar en la zona de la discoteca» con la idea de reabrirla para el próximo 2017.

Otro de los proyectos de la compañía es el de convertir el Cala Nova en un hotel de lujo, orientado al segmento adult only, sin embargo, este se retrasará un poco, inclusive puede tardar más de un año, indicó el propio Matutes.

Comentarios

comentarios