Seth Troxler declara lo bueno y lo malo de los festivales dance

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
EDM no parece ser culturalmente lo que Seth Troxler consideraría realmente positivo, o al menos en lo que la tendencia actual se refiere, y es por eso que el famoso Dj expresó lo bueno y lo malo que le parece lo que las nuevas generaciones están viviendo dentro de este entorno, en una carta que expuso ante los medios.

 

El estado actual de la música de baile es una locura; mires donde mires, hay un nuevo festival y una nueva movida. Yo viví en la ciudad de Nueva York durante cuatro meses hace poco, y había unas 50 movidas Resident Advisor en un fin de semana, y ahora con los festivales es lo mismo. Yo creo que es genial que la gente se vaya fuera y disfrutar, pero ¿dónde trazamos la línea sobre la calidad?

En primer lugar, tratándose de movidas dance no hay nada como ir a los clubbing, mientras que esta nueva generación se preocupa mucho más por la experiencia de un festival que la experiencia del club. Los niños que les gusta la música de baile han crecido con ninguna experiencia de primera mano de la cultura de club original: techno, house, incluso delirio en los años 90. Los festivales son su “experiencia de la música de baile” ahora, que se han convertido en putas vacaciones.

Seamos realistas, los DJs EDM son las peores personas de todas, no se trata de algo personal ¡su música es una basura! Yo trato de mantener una actitud positiva acerca de toda esta locura, pero si no soy crítico de la cultura en que vivo, y el amor, entonces me estoy haciendo a mí mismo y a todos a mi alrededor un mal favor: EDM no es una cultura, porque no da nada a cambio y acoge a una profunda ignorancia acerca de lo que la música electrónica y la cultura del dance son. Es música ridícula, hecha por gente falsa y ridícula.

Si eres una banda, un DJ, lo que sea, sólo eres tan grande como la cantidad de gente que puede aportar a un club o un festival. EDM no se trata realmente de música, se trata de dinero y ha cambiado realmente lo que es el consumo de la música comercial; ejemplo de esto vemos en los clubes construidos dentro de los grandes hoteles de Las Vegas, en donde la música es una basura, pero están vendiendo miles de botellas de alcohol en la noche para idiotas ricos.

No todo el mundo es un prisionero de por vida en este mundo, pero lo que separa el trigo de la paja es el intelecto: el intelecto es una verdadera indicación de gusto. Algunos niños inteligentes están de pie en estas fiestas de EDM, en el barro, el calor y entre los enfermos, y están pensando: “Sí, esto está bien por ahora, pero esto no puede ser para siempre”. Tiene que haber algo mejor, pero ellos tienen que encontrarlo por sí mismos. Esa es la próxima generación que alguien con cuatro dedos de frente espera.

Por: José Alvarado

tebeneitor@gmail.com

Artículos Recomendados:

[/symple_box]

Comentarios

comentarios

About the author