marihuana y cafeina

Existe una idea en la sociedad de que si combinas dos drogas distintas tendrás acceso a una experiencia única en la que estarás uniendo lo mejor de ambas, cuando en realidad, esta práctica puede llevar a un efecto demasiado fuerte en el que simplemente no puede distinguirse nada.

En Thump, en el artículo ¿Qué pasa cuando pones mota en tu café?, se realiza un enfoque específico en la combinación de marihuana con cafeína. Se habla acerca de la forma en la que esta tendencia aumenta en las localidades en donde es legal el consumo de marihuana, y se conoce de primera mano las presentaciones de productos con dicha mezcla en la ciudad de Denver.

En ese lugar, existen serias regulaciones para la combinación de marihuana con alcohol, pero ninguna para la del cannabis con cafeína, a pesar de que el café sea considerada una sustancia como químico adictiva. Hay muchas formas de consumir esta mezcla, desde fumar mientras se está tomando un café hasta ingerir “comestibles” con los componentes antes mencionados.

la cafeína mejora las deficiencias cognitivas y de memoria del THC

Para conocer más de cerca los efectos, se experimenta probando algunos de estos productos y se dice que puedes terminar más drogado de lo esperado. Al realizar varias actividades bajo la influencia de esta mezcla se puede observar mejor cómo afecta las habilidades cognitivas y motoras, y se puede concluir que funcionan más rápido que otra forma de consumir cafeína con marihuana. Sergi Ferre (neurobiólogo del Instituto Nacional de Abuso de Drogas) expone que la cafeína “aumenta los efectos psicoestimulantes del THC”, además de que aumenta sus efectos adictivos, según estudios.

Estas drogas juntas pueden causar efectos muy antagónicos, por lo cual mezclarlas (en este caso, en forma de comestibles) puede llevarte a la euforia seguida de un bajón de energía, por lo que se dificulta la realización de actividades que requieran mucha concentración, además de causar dificultad para controlar los nervios. Esto sucede debido a que, según explica Ferre, “la cafeína mejora las deficiencias cognitivas y de memoria del THC”. Sin embargo, al ser probados antes de realizar actividades físicas como trotar, se puede sentir el aumento de energía, el cual facilita la práctica de ellas (todo esto dependiendo del tipo de comestible que se utilice y de su calidad).

Actualmente, el cannabis está prohibido para ser utilizado por los deportistas profesionales por lo que estos productos no deberían comercializarse en este medio, y, según los estudios de Ferre, hubo un aumento de la adicción a la marihuana en personas que la combinan con cafeína, lo que podría acarrear en el futuro la reversión de la legalización en algunos estados si se llega a comprobar completamente este hecho.

En resumen, a pesar de que ambas sustancias poseen fines distintos (la marihuana funciona como relajante mientras que el café es un estimulante) y que no existen suficientes estudios con humanos que describan exactamente lo que ocurre al combinarlas, la posibilidad de que la cafeína intensifique el efecto del THC y el hecho de que las dos aumenten el ritmo cardíaco, nos sugiere que deberían existir cierto tipo de advertencias acerca de las proporciones de cafeína con respecto al THC al momento de consumir productos que las combinen.

Comentarios

comentarios

About the author