El sueño es un proceso natural que ocurre en varias fases, de las que las más importantes son la del sueño profundo y la REM (movimiento ocular acelerado). Si bien el THC aumenta el tiempo en el sueño profundo, resulta contraproducente en el ciclo normal del sueño, ya que disminuye el tiempo en la fase REM, en la que el cerebro presenta mayor actividad y ocurre la vida onírica. Esto quiere decir que a pesar de “dormir mejor”, una persona que utiliza marihuana para dormir experimentará sueños menos vívidos.😴

Otro hecho que resulta interesante es el llamado efecto rebote, que ocurre cuando una persona que utiliza regularmente marihuana pero de repente deja de consumirla y, entonces, ocurre un aumento de la intensidad de la fase REM.

En general, una disminución de la fase REM produce un mejor descanso, pero para las personas que tienen interés en la vida onírica no resulta de mucha ayuda, por lo que considerar el cannabis como sustituto para la vigilia de sueño no es una opción en la que se pueda confiar. Podría decirse que el sueño, por si mismo, es mucho más potente que cualquier otra cosa que podamos consumir.💭🙆‍

Comentarios

comentarios

About the author