Lo que hay detrás de la camiseta “Eat Sleep Rape Repeat”

Hay un asunto importante que, al parecer, se está saliendo de control en todos los festivales y clubs del mundo. En el Coachella, Jemayel Khawaja tomó la fotografía de un tipo bastante orgulloso de llevar una camiseta que decía “Eat Sleep Rape Repeat”, en español “Comer Dormir Violar Repetir”. Jemayel subió la foto a Twitter abrumado por el mensaje que está exponiendo y el público lo apoyó. La foto se volvió viral.



Eat Sleep Rape Repeat

Es absurdo ver cómo puede existir una cultura de violación y de acoso sexual en festivales, donde la gente va a desprenderse de los problemas de la vida diaria.

El tipo de la camiseta quizá lo que quería era hacer una broma sobre el tema de Fatboy Slim, Riva Starr y Beardyman que se llama “Eat Sleep Rave Repeat”. Hay camisetas con el Rave en todo el mundo, es más, casi siempre forma parte de la mercancía que se venden en los festivales, pero este tipo para parecer “más desafiante” tocó terrenos profundos al cambiarle una letra y todo el sentido a la oración.

Las bromas y chistes sobre las violaciones NUNCA son divertidas y graciosas, pero como todas las bromas, ellas intentan disimular los peores momentos de la vida. Sin embargo, todo debe tener un espacio y un lugar, y llevar una camiseta que incita al acoso sexual en un festival no es lo más indicado.

El acoso sexual en los festivales y en los clubs es un asunto que es necesario que se hable más comúnmente dentro de la propia comunidad. Es más, en varios artículos que he visto en la web, como el de Mixmag, las mujeres están tan acostumbradas a este tema que sienten que es parte de la vida nocturna.

perreo

En los festivales de música electrónica está sucediendo algo remotamente parecido a lo que pasa en el género musical del reggaetón, el acoso sexual se convirtió en algo normal y, vemos por ejemplo, a una mujer posando el culo al público mientras se lo tocan y ella se divierte.

Imagen cortesía de Patrick Smith
Imagen cortesía de Patrick Smith

En un artículo sobre la cultura de los festivales, Thump indica que el sexo y el hedonismo son dos fuerzas que movilizan a la comunidad, pero nunca debe existir una excusa para el acoso sexual y “¿si la mujer no puede alcanzar el respeto que se merece en una pista de baile, cómo esperan que cambie esta cultura?”.

“if women can’t even achieve respect on the dancefloor, how is club culture ever going to change?”

Por eso, el tipo de la camiseta “Comer Dormir Violar Repetir” se sintió tan cómodo llevándola, porque sabía que nadie se atrevería a decirle nada. El problema más grave del acoso sexual en los festivales y en los clubs no radica en los acosadores, sino en el público que lo sigue viendo cómo algo común.

Por: Andrew

Comentarios

comentarios