Beatport & Tomorrowland en bancarrota

La compañía SFX Entertainment, conglomerado norteamericano dedicado a eventos en vivo, ha tenido grandes altibajos en el 2015 que, todavía en el 2016, no ha podido superar.

Eventos desafortunados dados por el daño que ocasionó la estrategia de Robert Sillerman “Electronic music Mr. Monopoly” de privatizar y tomar el control total de SFX Entertainment, que tuvo como consecuencia la baja de flujo de inversión a Beatport lo que ha retrasado los pagos a los diferentes sellos discográficos, y colocó al conglomerado norteamericano en una posición precaria, poco confiable en el tema de inversiones de la industria musical.

t1

A esto, se suma la mala pasada de la madre naturaleza al evento TomorrowWorld 2015, que terminó por hundir económicamente a la compañía SFX Entertainment, por los gastos de reposición a los asistentes, que han dejado a la compañía una deuda actual de 300 millones de dólares.

En este contexto, la compañía SFX Entertainment se ha adscrito al capítulo 11 del código de Bancarrota estadounidense. Una propuesta que establece alivio financiero, subordinado a un plan de reorganización para mantener el negocio vivo y poder pagar a los acreedores, ley que permite mantener la actividad comercial en total normalidad. Ante esto, la compañía SFX Entertainment declaró que espera una reestructuración total en un lapso de seis meses. Jugada que deja fuera de la dirección ejecutiva al “Electronic music Mr. Monopoly”, Robert Sillerman.

Comentarios

comentarios