Una agencia de Djs provoca escándalo por comentarios sexistas

Desde hace un tiempo está circulando un tema entre los seguidores de la música electrónica. Es el caso evidente de la falta de Djs femeninas. Es difícil encontrase mujeres en: portadas de revistas, entre los 10 mejores Djs del mundo o como ganadoras de algún premio. Son alejadas, no sabemos si porque realmente hay poca representación del género femenino, o simplemente no son tomadas en cuenta.

Este tema agarró fuerza la última semana de enero, cuando Justin James, un Dj con sede en Orlando, Florida, publicara varias exigencias en un grupo de Facebook llamado Support Female DJs para un casting de nuevos “talentos”. Este Dj solicitaba alguna artista para que trabajara junto a él. Exigía requerimientos físicos exactos, como: Ser de una talla en especial, pesar entre 47 y 54 Kg, tener  medidas puntuales, rango de edad, entre otros. Luego, para colmo, termina la publicación con:

Solo trabajo con Dj’s femeninas atractivas que saben cómo leer y jugar en una habitación.

La publicación estuvo sin comentarios durante 14 horas, hasta que una usuaria llamada Linnea Palmestål, desde Berlín, le respondió a Justin James de la siguiente manera: «wtf ???? Por favor, dime que esto es una broma.» Además, hizo un print de pantalla del mensaje y a su vez lo publicó en otro grupo de Facebook llamado Hermanas. Los comentarios no se hicieron esperar, causando polémica y un gran alboroto en las redes y páginas web de música electrónica. De hecho, algunos comentarios como los de una californiana, Grace Lamdin, llamaron a la reflexión: “He tenido que tratar con muchos chicos, porque la mayoría de los Djs en mi escuela son hombres. Siempre dudan de mis conocimientos y de lo que hago, tratan de darme consejos y acosarme sexualmente”.

Recientemente, el post de Justin James fue borrado pero no sin antes dejar un comunicado diciendo que no era su intención herir sentimientos, pero que defendía su posición, y aseguró: “Si yo diría que siento haberlas ofendido, estaría mintiendo», del mismo modo añadió que: «Como Dj, desde hace 12 años, conocedor del ambiente en los clubs, entiendo el estado actual de la industria…. Si estos lugares quieren Dj’s con talento simplemente contratarán a hombres.»

Mientras, la vida sigue y solicitudes como las de Justin James son ejemplos del sexismo en la industria electrónica. Prueba de ello es la encuesta realizada por femalepressure, en donde se plasma que solo 10% de mujeres Djs trabajan en clubs. Las cifras están presentes, y no es secreto para nadie la discriminación. Asimismo, creemos que iniciativas como las de David Vincent, el propietario del club nocturno Sankeys, Ibiza, en darle la residencia una vez a la semana a djs mujeres, son buenos inicios. Es necesario pequeños cambios en la cultura electrónica para mejorar la situación. Sin duda, las pocas mujeres que se toman este trabajo en serio se están haciendo sentir.

Comentarios

comentarios