inicios musica electronica

Los DJs en sus memorias ofrecen versiones distintas de la historia de la escena

Uno pensaría que la generación de DJs que tanto amamos y sentimos que conocemos se concentraría más en el futuro que en el pasado, pero al parecer ellos prefieren publicar más libros que canciones últimamente.

Todo empezó con Moby cuando le contó al periódico The Guardian sus alocadas experiencias, que para muchos cambió la perspectiva que tenían del artista. Estas revelaciones fueron publicadas por todo Londres, y aumentaron la fama de Moby por mucho. A partir de aquí se inició un movimiento, y varios artistas como Laurent Garnier y Billy «Daniel» Bunter contaron sus propias historias.

Todos conocemos la clásica historia del rave: un grupo de negros homosexuales y latinoamericanos empiezan a bailar a Kraftwerk y a jugar con cajas de ritmos. Su música se hace exitosa y logra llegar hasta Ibiza, donde llega a los oídos de una generación de británicos locos que no paraban de festejar. Estos británicos tienen la grandiosa idea de incluir drogas a la fiesta y se van a Londres, ahí abren clubes como Shoom. La tolerancia florece, los blancos y negros se unen, y los clubes ingleses se convierten en el orgullo de la nación, y la envidia del mundo entero.

Quizás estas nuevas historias que nos traen los DJs son tan exitosas porque nos dan una nueva perspectiva a la historia del rave, historias donde no todo es bonito, donde no todo es diversión.

Laurent Garnier: Los raves no son solo amor

La autobiografía de Laurent Garnier fue un éxito total en Francia, y una vez que fue traducida a inglés nos dimos cuenta que no se compara con la clásica historia del rave. Garnier dice que los eventos de rave ocurrieron mucho antes y con mucha más intensidad en Inglaterra del Norte que las famosas «casas de ácido» en aquellos tiempos. También dice que las mejores fiestas de rave en el Reino Unido no fueron las conocidas fiestas de Tong, Rampling y Oakenfold, sino las fiestas nudistas de Mike Pickering en la Hacienda.

Laurent, luego habla sobre las tácticas que usaban los policías y los promotores de los raves en los 90. Los policías solían repartir volantes de fiestas falsas para poder capturar a los promotores de estas fiestas y a los encargados de las drogas. Esta época no estaba llena de amor, como todos dicen. Garnier explica en su libro su resentimiento hacia los agentes que tomaron todo el dinero que pudieron durante su crecimiento como DJ, y cómo, durante un tiempo, su vida estuvo rodeada de codicia, violencia, y oscuridad.

En el caso de Moby, hay muchas similitudes. No todo es felicidad. Es raro ver el video donde Moby toca su éxito Go en Top Of The Pops, donde se muestra la energía que poseía al tocarla, y el entusiasmo que tenía, mientras que leemos en el libro que, después de eso, Moby tomó una ducha, donde sintió un abrumador sentimiento de soledad y ansiedad. En el libro nos dice que constantemente luchaba contra el alcohol, las drogas, y odiaba a su novia, odiaba a su vida, incluso hasta empezó a creer que odiaba su música. Los altibajos fueron constantes en los «gloriosos» años de Moby.

Bill Bunter – The Love Dove Generation

Bill Bunter no se queda atrás, con su libro The Love Dove Generation. Bunter nos cuenta de los años dorados del rave, pero desde otro punto de vista, uno que le hizo daño. Bunter solía vivir dentro del legendario club Labyrinth, y tuvo una mala experiencia, donde lo golpearon al salir del club y tuvo una herida grave en la cabeza. Quizás esta herida ayudó mucho a escribir una de las partes más raras del libro, donde Bunter dice que su papá y él fueron raptados por alienigenas en camino a una fiesta rave en Milton Keynes.

No solo Bunter escribió el libro, su esposa y compañera de negocios, Sonya, aportó al libro también con sus experiencias de esos años. Sonya habló de sus preocupaciones sobre los niños, las finanzas y su matrimonio, mientras que Bunter desaparecía solo para consumir cocaína por su cuenta.

La verdad no es fácil de asimilar, pero las experiencias de Sonya le traen un poco de sensibilidad al libro. Nunca olvidemos que estas personas que alabamos, estos pioneros de la música electrónica, siguen siendo humanos. Estas personas son frágiles, han cometido sus errores, y son exactamente como nosotros, solo que poseen un talento musical mejor.

Comentarios

comentarios