Kandis, la polémica tribu

[symple_box color="gray" text_align="left" width="100%" float="none"]

La noticia se disparó después de los incidentes durante este año en el Diplo´s Mad Decent Block Party de Washington donde murieron dos asistentes y veinte  hospitalizados por exceso en el consumo de drogas. Ahora bien, resulta que los inofensivos o no, Kandis, están en vías de extinción por ser considerados un elemento que “propicia el embrutecimiento y el consumo de sustancias”.

 Kandis

¿Quiénes son? Aunque para algunos esto puede parecer original y nuevo, no deja de ser una evolución de una subcultura que existe desde hace muchos años. La cultura de Los Kara, Kandi Ravers o Kandi Kids  está fuertemente ligada a la música electrónica y a las actuales tendencias musicales EDM.

El “Kandi” no son dulces ni caramelos, son los brazaletes de neón y hechos a mano que utilizan en las muñecas los raves. Esas pulseritas, un rasgo fundamental que los distingue de las demás subculturas.

¿El código? Cuando alguien es agradable durante un concierto, estas pulseras se intercambian entre ellos como muestra de su amistad; a esto se lo llama Trade Kandi.Ahora bien, estos ravers últimamente han generado bastante controversia lejos del mensaje de paz que buscan comunicar, “PLUR” (Peace, Love, Unity & Respect).

La pregunta sería, ¿En qué momento esta bonita tradición se volvió una compra y venta de drogas? Parece que hay clubs que prohiben las pulseritas de neón no todo es miel sobre hojuelas y que en un inicio este tipo de pulseras, ya que estarían marcando a los clientes/dealers en las fiestas electrónicas. Existe una ley en Estados Unidos desde 2003 conocida como ,“Ley RAVE (REDUCCIÓN DE LA VULNERABILIDAD DE LOS ESTADOUNIDENSES)”, la cual es patrocinada por el actual vicepresidente Joe Biden.

Esta ley esencialmente permite a las autoridades responsabilizar a promotores, propietarios de clubs e incluso artistas por el uso de drogas dentro de sus eventos, esto se penaliza y fuertemente.... Es por eso que los artículos relacionados a los raves ahora son motivo de un riguroso escrutinio por parte de los productores o promotores ya que estos pueden ser presentados como pruebas de cargo.

Artículos recomendados:

Comentarios

comentarios