Reflexiones sobre la marihuana y el clubbing

Cada droga es un universo de sensaciones diferentes que dictan cuál es el mejor momento y el contexto adecuado para su mayor disfrute; si por alguna razón se trasgrede esta ley básica, que conoce todo psiconauta, las experiencias con las drogas pueden llegar a ser aterradoras.

Un ejemplo puntual es la Marihuana vs el Techno, dos polos opuestos, aunque la ciencia explican que se unen, esta combinación es la excepción a la regla. Así lo explica el Dr. Adam Winstock:

Un elemento clave a recordar es que el Techno no es una música relajante y la mayoría de las personas no quiere estar saltando como loco después de un porro, probablemente desean escuchar Pink Floyd y estar en un ambiente relajado.

Cuando entras en el hueco del cannabis, lo menos que deseas es que te molesten, en ese ensueño que te has creado, de hecho, deseas perpetuarlo con la cátedra de la legendaria banda Pink Floyd, quienes se dedicaron al estudio riguroso de la relajación en sus indiscutibles composiciones, una excelente manera de regresar a la superficie.

https://www.youtube.com/watch?v=PURoNtNcnVA

Por estas razones, Pink Floyd es una experiencia universal en los individuos que ingieren cannabis. Pink Floyd y el cannabis son un buen viaje; el Techno y el cannabis no es una buena combinación, como lo afirmó un consumidor anónimo con estas palabras:

Se siente como cuando alguien te sacude para que te despiertes de una gratificante siesta.

Ello genera un estrés innecesario, porque los receptores cerebrales no saben qué es lo que está pasando, eliminando cualquier disfrute del cannabis o del Techno.

Cortesía: Pixabay.com
Cortesía: Pixabay.com

Otro elemento que influye al vivir la experiencia del cannabis, es que en el viaje te distancias de la sociedad, pierdes el hilo de una conversación mientras estás en tu mundo, algo nada recomendable cuando te encuentras en un espacio social tan enérgico como una discoteca.

También hay que considerar que es muy difícil de introducir en un club y no ser detectado cuando fumas, sumado al estrés de hacerlo y sentir el peso de la sanción social en tus hombros, de la seguridad del local que en cualquier instante puede llegar a fastidiarte el momento.

Por ello las discotecas son el peor lugar para darse un toque, en consecuencia en contadas ocasiones verás hierba de calidad en discos especializadas en géneros electrónicos.

La clave está en saber cuáles son los alcances y limitaciones de una droga. Entre sus variantes más importantes se encuentran: el lugar, las personas y la música, lo que puede determinar qué tan agradable o no puede ser tu experiencia con las drogas.

Comentarios

comentarios